Convivència democràtica

Monday, August 15, 2005

LA FLECHA DEL TIEMPO Conviv�ncia democr�tica

Conviv�ncia democr�tica

PRIGOGINE - STENGERS - EINSTEIN - BERGSON

El vacío y la nada.
Lo que se dió en llamar 'big-bang' es (según Prigogine y Stengers, el tránsito de un estado de universo vacío (de curvatura nula, es decir, espacio-temporal pero sin materia) a un universo material.

<> El surgimiento del universo podría ser entendido, concluyen <>.

Pero el vacío no es 'la nada'. <>. La materia aparece en el vacíocósmico como fruto de las 'fluctuaciones' de ese vacío y de su inestabilidad. Se trata de un vacío creador.

Pirogine y Stengers sostienen que de las ecuaciones de Einstein sobre la estructura geométrica del espacio-tiempo se desprende la noción de energía negativa.

Si nos atenemos a esta noción, el paso del universo vacío al material, de lo meramente posible a lo real, de las partículas potenciales a las actuales, ese tránsito en que viene a consistir en suma el 'nacimiento' de la materia, estaría dado por la conversión de la energía negativa en positiva. Esto implica <>

La respuesta a la pregunta por el origen nos dice que ya no se trata de un 'big-bang' inicial, sino de una <> y portadora de la entropía. La fluctuación del vacío se acrecienta, se acelera, al punto de que el espacio-tiempo <> para dar a luz al universo.

Se advierte que en Prigogine y Stengers, el tiempo preexiste al universo. Ya sea vomo parte de la estructura espacio-tiempo según las ecuaciones de Einstein, o en el sentido de la flecha según Eddington. ¿Es preciso concluir entonces que el tiempo es la sola eternidad? No tuvo nacimiento y su presencia es constante en todos los niveles de la creación. La respuesta de Prigogine y Stengers no vacila: <>.

Si Einstein fue el místico de la física de la eternidad, Prigogine y Stengers lo son de la física del tiempo. Optaron por el devenir y el movimiento.

...... Con todo, uno se pregunta: ¿estas esperanzadas construcciones de una nueva cosmología son válidas también para el hombre? ¿Pasa la flecha del tiempo por el corazón humano? ¿Es el hombre indiferente al drama que tiene lugar en el universo, es éste indiferente al drama humano?

Los autores no son explícitos sobre estos aspectos. Pero, a veces, permiten conjeturar la respuesta al hacer de la flecha del tiempo un principio de unificación de los distintos <> del universo.

¿Quiere decir que la exploración de las partículas, en el seno de la física, se refiere también al hombre?
¿Y que la exploración introspectiva en el alma, se refiere también al universo?

Parece ser que Prigogine y Stengers asentirían de buen grado. Porque existe otro indicio: las páginas de su libro empiezan con un rescate fervoroso del pensamiento de Henri Bergson y se cierran con su nombre.

Bergson es algo así como una clave, un emblema, un símbolo secreto, el númen inspirador de su libro. Para el gran filósofo de "La Evolución Creadora", justamente, la flecha del tiempo unificaba tanto el universo como elcorazón humano. No sólo era un vuelo eterno sino que apuntaba a un blanco, a una culminación en intensidad, profundidad y enriquecimiento, es decir, una culminación en 'lo sagrado'.

La descripción del origen de la 'fluctuación' de Prigogine y Stengers es científica, pero entre sus pliegues no se disimulan del todo los supuestos teológicos. El <> del vacío a la materia bordea el relato bíblico de la creación 'ex nihilo'. Por supuesto que no de un modo torpe: el vacío es la nada y Dios es el gran ausente; es más, ni se piensa en él porque el discurso perdería rigor. Pero el principio creador está siempre presente, el 'fiat' está allí de un modo insoslayable aunque, ciertamente, es intrínseco al universo vacío.

No es un mandato que viene de afuera. No obstante, sea inmanente o trascentente, ese hecho sigue siendo misterioso. La pregunta científica no es menos abismal que la teológica. El misterio de la autogénesis del universo sigue siéndolo tanto como el de la intervención de una mano divina.

O sea, que el enigma del origen es doble: científico y filosófico, pero es un genial avance de la ciencia el que las distancias entre ambos asedios se hayan estrechado.



0 Comments:

Post a Comment

<< Home